Bailando sobre seis millones de tumbas

A Adolek Kohn no le falta sentido del humor. Es lógico si se piensa que sobrevivió al campo de exterminio de Auschwitz y que, después de eso y con 89 años, algún achaque debe de tener. Su hija le propuso grabar un vídeo con una coreografía casera (muy casera) en las instalaciones del célebre lager. Obviamente eligieron I Will Survive para ambientarla, porque aunque haya sido utilizada ad nauseam, debieron de decidir, nunca se empleó con tanta propiedad.

La noticia en Antena3.com:
El baile de la polémica en Auschwitz

El vídeo en Youtube.

Como era de esperar, muchos han criticado la ocurrencia, con previsibles invocaciones al respeto y a las formas, como el historiador judeo-alemán Michael Wolffsohn. Parece como si, para acercarse a ciertos temas, hubiera que observar una liturgia, decir siempre las mismas palabras, sacar las mismas conclusiones y exponer la experiencia según unos criterios prefijados. Kohn se ha defendido presentando el vídeo como “una celebración de la vida”. Su hija, Jane Korman, la ideóloga, ha ido un poco más lejos: “Queríamos conectar con las generaciones más jóvenes, que ya casi ni reaccionan a la palabra Holocausto”.

No es una tontería. Hace algunos años, poner en duda el exterminio programado de seis millones de habitantes de Europa, la industria de la muerte nazi, eran provocaciones de grupos neonazis, simples extravagancias como las del escritor británico David Irving o alucinaciones interesadas de algún megalómano de Oriente Medio como Ahmadineyad. Sin embargo, ahora percibo una corriente más fuerte en este sentido. Impulsada por las constantes tropelías contra la población palestina del gobierno israelí de turno, justificándose en el ciego apoyo de EE UU al estado hebreo, existe una masa, todavía informe y radical, que desde la izquierda, pone en duda el Holocausto con una siniestra matemática. Incluso van más allá y establecen una relación entre el sionismo y el ascenso nazi, sin escatimar en bibliografía. Aseguran que vivimos en un Matrix sionista manejado desde Hollywood. Se trata de erosionar la legitimidad del estado de Israel atacando a lo que creen que es su primer fundamento: El asesinato planificado de seis millones de seres humanos, que hizo necesario el establecimiento de una patria en la que pudieran sentirse seguros. Uno piensa que, para ese fin, les sería más útil enchufar cualquier telediario antes que tergiversar la Historia groseramente. Quizá ellos rodarían otro vídeo, con otra coreografía y otra canción:

Olvidan que el sacrificio de esos seis millones de personas es la base sobre la que se ha construido buena parte de nuestro futuro. Que su muerte no sólo legitima el estado de Israel, si no prácticamente todos los estados occidentales. Que gracias a que conocimos la verdad, se ha conseguido crear un espacio de bienestar que hace este trozo del planeta un sitio agradable para vivir. Con todas sus cosas, no lo niego. Pero no deja de ser un sistema en el que todos pueden exponer sus puntos de vista, y eso está bien.

Es necesario que no lo olvide nadie. Si para ello, un anciano superviviente se pone a hacer el ridículo ante el Arbeit Macht Frei, ¿qué importa con tal de que a 240.496 personas, sólo en Youtube, se les quede la copla?

Es la forma lo que en muchas ocasiones permite transmitir mejor el mensaje. O es que no hemos conocido cómo era el ambiente de violencia, exclusión y sentido de pertenencia al mismo tiempo, del Nueva York de posguerra gracias a un simple número de baile:

O no tenemos una mejor idea de la posición del católico romano ante la familia, la concepción y la anticoncepción a través de una coreografía disparatada:

Y, sobre todo, Adolek Kohn tiene 89 años, sobrevivió al campo de exterminio de Auschwitz y fundó una familia. Se ha ganado a pulso el derecho a hacer lo que le salga del catéter.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s